"AMADO, YO DESEO QUE TU SEAS PROSPERADO EN TODAS LAS COSAS Y QUE TENGAS SALUD, ASI COMO PROSPERA TU ALMA" 3JN. 2

Herpes Oral


Es una infección de los labios, la boca o las encías debido al virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1), que lleva al desarrollo de ampollas pequeñas agrupadas y dolorosas. Después de la infección inicial, el virus se inactiva (se vuelve latente) en los tejidos nerviosos de la cara, por lo cual puede pasar algún tiempo antes que aparezcan nuevamente las lesiones típicas y así repetir varias veces a lo largo de toda la vida. Algunos factores que la desencadenan son la exposición prolongada al sol, el estrés, la fiebre, la menstruación. 

Además de las lesiones típicas ya mencionadas, la infección se asocia a dolor, picazón, ardor, hormigueo en la zona donde aparecerán las ampollas y su alrededor.

El virus del herpes se propaga fácilmente. Se puede contraer este virus si se tiene contacto íntimo o personal con alguien que esté infectado. También se puede contraer si toca elementos infectados con el virus como cuchillas de afeitar, toallas, platos contaminados y otros artículos que se compartan. Los padres pueden transmitirle el virus a sus hijos por el contacto durante las actividades diarias regulares.
  
Para su tratamiento se utilizan algunos medicamentos antivirales que pueden administrarse por vía oral o en crema para uso tópico de acuerdo al criterio médico, los cuales tendrán mayor efectividad si su uso se empieza cuando aparezcan las primeras molestias o lesiones típicas. También se utilizan medicamentos para el alivio del dolor o fiebre en caso de presentarse. 

Es importante resaltar que bajo ninguna circunstancia esta indicado el reventar las ampollas o frotarlas con algún tipo de material o sustancia, ya que ello puede contribuir a que se añada a las lesiones una nueva infección ahora de tipo bacteriano, lo que complicaría su tratamiento y resolución.

El herpes oral puede desaparecer de manera espontánea en una o dos semanas.

La infección por herpes puede ser grave y peligrosa si se presenta en o cerca de los ojos y/o se tiene un sistema inmunitario debilitado debido a ciertas enfermedades y medicamentos.

A continuación se presentan algunas recomendaciones para prevenir las úlceras bucales:
Aplique bloqueador solar o bálsamo labial humectante si se va a exponer al sol prolongadamente.
Evite el contacto directo con lesiones por herpes labial.
Lave objetos como toallas y ropa de cama en agua hervida después de su uso.
No comparta utensilios, cucharas, vasos ni otros elementos si alguien tiene herpes oral.
Los virus del herpes oral algunas veces se pueden transmitir incluso cuando usted no tiene llagas o ampollas en la boca.