"AMADO, YO DESEO QUE TU SEAS PROSPERADO EN TODAS LAS COSAS Y QUE TENGAS SALUD, ASI COMO PROSPERA TU ALMA" 3JN. 2

8. Confianza en el Poder Divino

Finalmente, pero no menos importante, esta la Fe. Principio fundamental que llena nuestra existencia de valor, la Fe en Dios nuestro creador, proporciona al creyente la capacidad para enfrentar adecuadamente retos y dificultades en los aspectos biológico, psicológico y social, es decir, en el ambito de su Salud.
Más allá de cualquier método derivado de filosofias humanas, la Fe en Dios, afianzada por la confianza en su revelación, constituye el medio a través del cual fluye el poder transformador de Dios que conduce a un estado de bienestar, como consecuencia de la oración, la lectura de su palabra y la puesta en práctica de sus enseñanzas.
El ser humano sucumbe ante sus propias tendendias malsanas. Facilmente puede ver destruido cualquier intento de abandonar prácticas no saludables. Pero al reconocer esa impotencia, el Creador acude en ayuda de su criatura, para hacerlo victorioso, solo si lo aceptamos por Fe.
Es hora de poner en práctica los ocho principios para lograr una buena salud. Es mi deseo que no solo sea un intento, sino el comienzo de un estilo de vida que le otorgará Salud en Plenitud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario