"AMADO, YO DESEO QUE TU SEAS PROSPERADO EN TODAS LAS COSAS Y QUE TENGAS SALUD, ASI COMO PROSPERA TU ALMA" 3JN. 2

1. El aire Puro

Uno de los mayores desafíos a que se enfrenta la humanidad hoy en día es el respirar aire puro. Ello debido la creciente contaminación ambiental que avanza a pasos agigantados.
Sin embargo, no debemos adentrarnos en reflexiones que nos impidan ver las oportunidades que tenemos a nuestro alcance, para practicar el principio de salud referente a respirar aire puro. Sería ideal tener la oportunidad de disponer de un espacio alejado de las ciudades, en contacto con la naturaleza, para poder disfrutar a plenitud de este importante principio. Pero de nada serviría tener este privilegio, sino se acompaña de una respiración adecuada.
Antes de ahondar en ello, conviene recordar algunos aspectos fundamentales sobre la respiración. Primeramente, la respiración tiene como objetivo un intercambio gaseoso, en el cual es transportado oxigeno desde el medio externo hacia en interior de nuestro cuerpo y desde ahí son expulsado hacia el exterior, entre otros, el dióxido de carbono producto de diferentes procesos metabólicos. De ahí que una respiración correcta se traduce necesariamente, en una oxigenación adecuada para las diferentes células que componen nuestro organismo, con una repercusión positiva en su funcionamiento. Además, se puede añadir, que propicia un estado de relajación y bienestar.
Pero, ¿cómo respirar adecuadamente? La respuesta a este interrogante involucra, siendo un poco simplista, dos aspectos. Primero una técnica adecuada y segundo, un aire adecuado.
Una técnica adecuada involucra realizar varias veces al día inspiraciones lentas, profundas con la espalda recta y manos a la cintura, una postura correcta durante todo el día, así como evitar ropa que ejerza presión sobre el tórax, como las fajas.
Un aire adecuado implica una buena ventilación en nuestras habitaciones y en general en toda la casa, oficina o lugar de trabajo. Ello permitirá la circulación de corrientes de aire que evitara la acumulación de gérmenes y humedad. Aún en la noche es aconsejable permitir el flujo de aire aunque no directamente a la habitación en clima muy frio o en invierno.
También, este principio abarca la importancia de evitar el generar de fuentes de contaminación como el humo de cigarrillo y todas aquellas que este a su alcance, para contribuir a la disminución de sus efectos ambientales, como el calentamiento global, una triste realidad de nuestros días.
El aire puro, un principio importante para la buena salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada